¿Todavía no te registras? hacelo gratis y en menos de 2 minutos desde acá

Constantemente estamos mejorando y agregando nuevas funcionalidades al sitio. Este sitio esta pensado para ayudar a personas con problemas de celiaquia.

welcome-note-img.png
Mitos sobre la enfermedad celíaca
24 Nov

Mitos sobre la enfermedad celíaca

MITO: La enfermedad celíaca es rara.

HECHO: Lamentablemente, la tasa de diagnóstico de la enfermedad celíaca aumenta cada año. En el estudio más reciente, se descubrió que la enfermedad celíaca afecta a 1 de cada 100 personas.


MITO: La enfermedad celíaca es una enfermedad de la infancia.

HECHO: Los adultos jóvenes, los adultos de mediana edad y las personas mayores se han sorprendido con el diagnóstico de enfermedad celíaca.


MITO: la enfermedad celíaca puede ser superada.

HECHO: La enfermedad celíaca es una afección de por vida. Aunque es posible que los celíacos que están en remisión después del tratamiento dietético tomen gluten sin daño obvio inmediato, sabemos que el daño a la mucosa intestinal recurre y, con el tiempo, pueden desarrollarse síntomas clínicos graves.


MITO: la enfermedad celíaca se diagnostica fácilmente.

HECHO: Es más probable que se lo pierda. La enfermedad es un gran imitador, y las personas pueden sufrir estreñimiento, dolor abdominal, vómitos o anemia en lugar de los síntomas clásicos de diarrea, pérdida de peso (o falta de crecimiento) y esteatorrea (heces grasas).


MITO: La enfermedad celíaca se puede diagnosticar mediante un simple análisis de sangre.

HECHO: Actualmente, la única forma de evaluar de manera confiable la enfermedad celíaca es hacer una biopsia intestinal mientras el paciente todavía está tomando gluten. En el mejor de los casos, los análisis de sangre son solo pruebas de detección. En el peor de los casos, pueden ser engañosos.


MITO: Una biopsia intestinal es un procedimiento quirúrgico grave que requiere anestesia general.

HECHO: Relájate. Realizado por un médico experto, una biopsia es un procedimiento seguro con un mínimo de molestias, tolerado sin anestesia general, incluso por los bebés.


MITO: una dieta de prueba sin gluten es una buena manera para que su médico descubra si necesita una biopsia.

HECHO: ¡Cuidado! Una prueba de dieta libre de gluten antes de la biopsia intestinal puede poner en peligro o prolongar el tiempo que le llevará obtener un diagnóstico definitivo. Esto se debe a que las lesiones diagnósticas de la mucosa intestinal pueden mejorar como resultado de la dieta y pueden no ser diagnósticas por períodos prolongados, incluso después de reintroducir el gluten.




MITO: una persona con enfermedad celíaca puede tolerar una pequeña cantidad de gluten en la dieta de vez en cuando.

HECHO: Es mejor mantenerse alejado del gluten por completo. Es posible que de vez en cuando salga con el gluten porque se verá bien, pero puede ocurrir un daño grave a las vellosidades intestinales incluso con pequeñas cantidades de gluten.


MITO: El único consejo dietético que necesita un celíaco es evitar el trigo y los productos derivados del trigo.

HECHO: El tratamiento efectivo de la enfermedad celíaca requiere la exclusión estricta del gluten de la dieta de por vida. Muchos alimentos inesperadamente contienen gluten, y no se trata solo de trigo, sino también de centeno, cebada, avena y triticale, y cualquiera de sus partes. La instrucción dietética experta es esencial para que pueda evitar todas las fuentes de gluten y al mismo tiempo mantener una dieta equilibrada y nutritiva.


MITO: La enfermedad celíaca y la dermatitis herpetiforme no están relacionadas.

HECHO: Las personas con dermatitis herpetiforme pueden presentar signos y síntomas obvios de enfermedad celíaca, o ser asintomáticos pero tener una biopsia intestinal positiva. El tratamiento con una dieta libre de gluten ayuda a controlar la dermatitis herpetiforme.


MITO: si se diagnostica y sigue una dieta libre de gluten, el celíaco se cura y no necesitará más supervisión médica o dietética.

HECHO: Algunos problemas médicos, como la anemia por deficiencia de hierro, pueden permanecer y necesitan tratamiento. Todavía no está claro si pueden ocurrir complicaciones tardías como malignidad, incluso después del tratamiento dietético. El asesoramiento y el apoyo dietético continuo también son esenciales para ayudarlo a lidiar con las formulaciones cambiantes de los alimentos preparados.

Compartir: