La introducción temprana del gluten puede ser una estrategia eficaz de prevención de la enfermedad celíaca

La introducción temprana del gluten puede ser una estrategia eficaz de prevención de la enfermedad celíaca

17 Sep
13 Vistas | 0 Me Gusta

La introducción de altas dosis de gluten a partir de los cuatro meses de edad en las dietas de los bebés podría evitar que desarrollen la enfermedad celíaca, según un estudio.

Estos resultados del estudio Enquiring About Tolerance (EAT), publicado hoy en JAMA Pediatrics, por investigadores del King's College de Londres, Guy's and St Thomas' NHS Foundation Trust, St George's, university of London y Benaroya Research Institute, Seattle, sugieren que la introducción temprana de altas dosis de gluten puede ser una estrategia de prevención efectiva para la enfermedad, aunque los investigadores dicen que se necesitan más estudios antes de aplicarlos en la práctica.

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune por la cual comer gluten hace que el sistema inmunológico del cuerpo ataque sus propios tejidos. Actualmente no existen estrategias para prevenir la enfermedad celíaca y el tratamiento implica la exclusión a largo plazo del gluten de la dieta. Incluso cantidades muy pequeñas de gluten en la dieta de las personas con enfermedad celíaca pueden causar daño al revestimiento del intestino, prevenir la absorción adecuada de los alimentos y provocar síntomas que incluyen hinchazón, vómitos, diarrea, estreñimiento y cansancio.

Estudios previos que exploran la introducción temprana del gluten en los bebés han variado en la cantidad de gluten consumido y el momento de la introducción. El estudio EAT investigó los efectos del gluten junto con la lactancia materna, a partir de los cuatro meses de edad. Los resultados se compararon con niños que evitaron los alimentos alergénicos y consumieron solo leche materna hasta los seis meses de edad, según las pautas del gobierno del Reino Unido.

Los bebés en el brazo de intervención del estudio EAT recibieron 4 g de proteína de trigo a la semana a partir de los cuatro meses de edad. Esto fue en forma de dos galletas de cereales a base de trigo como Weetabix, que representan una porción de trigo apropiada para la edad.

1004 niños fueron examinados para detectar anticuerpos antitransglutanimasa, un indicador de la enfermedad celíaca, a los tres años de edad. Aquellos con niveles elevados de anticuerpos fueron remitidos para pruebas adicionales por un especialista.

Los resultados mostraron que entre los niños que retrasaron la introducción del gluten hasta después de los seis meses de edad, la prevalencia de la enfermedad celíaca a los tres años de edad fue mayor de lo esperado: 1,4% de este grupo de 516 niños. En contraste, entre los 488 niños que introdujeron gluten a partir de los cuatro meses de edad, no hubo casos de enfermedad celíaca.

El autor principal, el profesor Gideon Lack, profesor de alergia pediátrica en el King's College de Londres y jefe del servicio de alergia infantil en el Evelina London Children's Hospital, dijo: "Este es el primer estudio que proporciona evidencia de que la introducción temprana de cantidades significativas de trigo en la dieta de un bebé antes de los seis meses de edad puede prevenir el desarrollo de la enfermedad celíaca. Esta estrategia también puede tener implicaciones para otras enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo 1".
La introducción temprana del gluten y su papel en la prevención de la enfermedad celíaca debe explorarse más a fondo, utilizando los resultados del estudio EAT como base para ensayos clínicos más grandes para responder definitivamente a esta pregunta".
Kirsty Logan, autora, investigadora en alergia pediátrica, King's College London

¿Te Gusto la Nota?